Cursos de Fotografía

Especialízate en el sector apasionante de la fotografía

¡Pa-ta-ta! ¿Eres de los que disfruta capturando momentos y lugares? ¿Te has comprado hasta una cámara profesional? ¿Te gustaría profundizar en tu formación y convertirte en un profesional de la luz y la imagen?

Entra en el mundo de la fotografía profesional con estos cursos online de fotografía, másteres y talleres profesionales. Aprenderás a realizar tus propios proyectos fotográficos de principio a fin, y te especializarás para trabajar o crecer en tu carrera profesional con la formación teórico-práctica que necesitas, adaptada a ti y a tus propios objetivos. ¡Elige tu curso!

Producción Audiovisual

Producción Audiovisual

Prepárate para dirigir proyectos audiovisuales de principio a fin y conviértete en un experto en producción
Dirección de Fotografía

Dirección de Fotografía

Desarrolla tu potencial sin límites, a través de una formación abierta y práctica que incluye un seguimiento y atención personalizada
Motion Graphics

Motion Graphics

Aprende a transmitir mensajes a través de tus trabajos con objetivos diversos (publicidad, cine, videojuegos, prensa, etc.)
Fotografía Profesional

Fotografía Profesional

Especialízate con este curso de Fotografía profesional y encuentra tu salida laboral

Listado de Cursos Fotografía

Curso Escuela Duración Dificultad
▶️ Producción Audiovisual Trentaycinco 400 horas Media
▶️ Curso de Dirección de Fotografía Trentaycinco 300 horas Media
▶️ Curso de Motion Graphics Master D 150 horas Media

Cursos de fotografía para convertir tu pasión en profesión

Con los cursos de fotografía te capacitarás para manejar todo tipo de cámaras y para gestionar por completo el proceso gráfico, desde a captura hasta la edición de la imagen. Con estos cursos no solo podrás desarrollar de manera profesional el oficio de fotógrafo/a de estudio, sino que podrás desarrollar una carrera como reportero/a para medios impresos o digitales, o para eventos sociales, reportajes, publicidad, gabinete de prensa, etc. Descubre más cursos de audiovisual y avanza en tu carrera. ¡Las posibilidades son muchas!

Nuestra oferta formativa combina clases teóricas en distintas modalidades (online, a distancia, semipresencial...) y prácticas en estudios fotográficos y agencias gráficas para poner a prueba los conocimientos teóricos. Tanto si empiezas desde cero como si ya cuentas con experiencia y quieres especializarte, en nuestro catálogo encontrarás la formación que buscas. Utiliza nuestro buscador para filtrar cursos por nivel académico, modalidad de estudio o centros de formación, y consulta todas sus características (forma de pago, temario, bolsa de empleo...)

Conviértete en un profesional de la fotografía

¿A quién están orientados los cursos de fotografía?

Los cursos de fotografía se dirigen a aquellos que tienen una pasión especial por la fotografía o que les gustaría formarse para aprender las mejores técnicas del arte de captar luz e imágenes, dominando los aparatos y teniendo un control total sobre el objetivo que se quiere obtener con cada fotografía o imagen. Para convertirte en un profesional necesitarás una buena formación, experiencia o "horas de vuelo" y una buena dosis de creatividad será tu mejor aliada.

¿Qué vas a aprender en los cursos de fotografía?

En los cursos de fotografía podrás formarte en diferentes especialidades relacionadas con la imagen, el mundo fotográfico y el arte de manejar la cámara con total control y profesionalidad. Podrás enfocarte en la fotografía de moda, la dirección de fotografía e incluso en el mundo audiovisual, donde el dominio de la fotografía será esencial.

Con los cursos de fotografía online te formarás con total libertad, en el horario que tú decidas y con la ventaja de poder estudiar donde y cuando tú quieras. Además, siempre contarás con el apoyo del equipo docente, acceso a la documentación del curso y podrás ver de nuevo los contenidos, las 24 horas del día en la plataforma virtual.

Salidas profesionales

Hacer un curso de fotografía te permitirá desarrollar tu carrera profesional para trabajar en diferentes ámbitos y sectores como el mundo de la moda, el sector audiovisual, los medios de comunicación, el cine, etc.

Podrás trabajar como freelance, montar tu propio negocio o acceder a un puesto de trabajo en un perfil con gran demanda.

¿Merece la pena hacer un curso de fotografía?

Aprender fotografía es más fácil en un entorno académico. Los profesores de fotografía con experiencia saben cómo hacer comprensibles los conceptos. Pueden enseñar a los principiantes de forma que te ayuden a avanzar hacia tus objetivos creativos. Desarrollar tu ojo creativo con la ayuda de un profesor de fotografía es un gran paso en la dirección correcta.

Los profesores de fotografía profesionales también saben utilizar una gran variedad de equipos. Así que, tanto si tienes una cámara Nikon como una Canon, o cualquier otra cosa, te enseñarán a configurar tu cámara y a conseguir grandes tomas.

Si te interesa aprender la postproducción y la edición de fotos, trabajar con un profesor destacado es una gran ayuda. Tener un profesor que siga tus progresos y te haga sugerencias también te ayudará a dominar las diferentes técnicas. Solo por eso merece la pena apuntarse.

3 razones para hacer un curso de fotografía

1. Crea fotos extraordinarias

A la mayoría de nosotros nos encanta compartir nuestras fotos y ver la respuesta que tienen nuestros familiares y amigos ante ellas. Aún más emocionante es cuando los desconocidos empiezan a mostrar aprecio por nuestras fotografías. El deseo de que tus fotos sean vistas y disfrutadas por otros puede ser una verdadera motivación para disfrutar de la fotografía. Pero conseguir que tus fotografías sean vistas no es tan fácil.

Esto se ha convertido en un reto en los últimos años, porque hoy en día casi todo el mundo tiene algún tipo de cámara. Las redes sociales han hecho que sea extremadamente fácil compartir fotos y que las vea un público potencialmente global. Pero, ¿cómo conseguir que tus fotos sean vistas cuando todo el mundo comparte sus fotos de la misma manera?

Tómate un tiempo para aprender más. Aprender sobre la luz, la exposición, el color, el tono, la composición y el tiempo te ayudará a producir fotografías más creativas, más interesantes y más llamativas. Y, si lo piensas, probablemente ya tengas algo sobre estas cosas, porque las ves todo el tiempo, pero no necesariamente piensas en ellas.

No puedes ver nada si no hay luz. La luz es la esencia de la fotografía. Sin luz, no puedes tener una foto. Aprender a apreciar los distintos tipos de luz y cuándo una luz es mejor que otra para hacer fotos, te ayudará a crear fotografías más destacadas. Ves la luz todo el tiempo y si puedes empezar a entenderla y apreciar cómo exponer bien tus fotografías, crearás imágenes más convincentes. Conocer algo de las limitaciones de tu cámara y cómo capta el tono y el color también te ayudará mucho en el proceso creativo.

Componer y cronometrar mejor tus fotos

Aprender las reglas de composición y desarrollar un verdadero sentido de ellas también ayudará a que tus fotografías sean más impactantes. Como ocurre con cualquier expresión creativa, aprender las reglas te permitirá ponerlas en práctica con el tiempo sin pensar realmente en ellas. Es entonces cuando creo que serás más creativo.

Ciertamente, cronometrar bien tus fotografías requiere investigación y práctica. Aprender a anticiparse a la acción y elegir precisamente el mejor momento para hacer una fotografía, el momento decisivo, es una habilidad que sin duda mejorará tu fotografía y la hará destacar.

2. Familiarízate con tu equipo

Si aprendes a utilizar bien tu cámara y adquieres confianza, la experiencia fotográfica será más agradable y creativa. He conocido a muchas personas que tienen cámaras muy bonitas, pero que no tienen confianza en su uso. Si no tienes un buen conocimiento de tu cámara, lo más probable es que te sientas algo frustrado cuando la cojas para usarla, o más tarde cuando veas fotos decepcionantes.

Familiarizarte con tu cámara y con cómo utilizarla bien requiere tiempo y compromiso de estudio. Como cada modelo de cámara es diferente, con los controles en lugares distintos, significa que tienes que investigar y practicar para saber cómo usar tus cámaras con confianza.

Básicamente, todas las cámaras son iguales. Funcionan de la misma manera, con la luz incidiendo en el sensor (o en la película) para crear fotografías. Tanto si utilizas una cámara en cualquiera de los modos automáticos como si prefieres utilizarla en modo manual, el proceso de creación de fotografías es el mismo, pero la cantidad de control creativo difiere enormemente.

Ajustar la exposición manualmente te da mucho más control sobre el resultado final. Aprender a hacerlo requiere un poco más de dedicación, pero al final conseguirás hacer fotografías más singulares y creativas. Si tu cámara está siempre configurada en uno de los modos automáticos, entonces la cámara está tomando las decisiones más creativas. Las cámaras son inteligentes, pero no son creativas: tú lo eres.

Aprender a tomar el control de la cámara te ayudará a disfrutar del proceso creativo de la fotografía mucho más que si tienes que pararte a pensar en los aspectos básicos de lo que debes hacer cada vez que cojas la cámara.

3. La fotografía puede ser terapéutica

Tener un impulso creativo, querer hacer buenas fotos y que los demás las disfruten, te llevará a querer aprender más sobre cómo usar bien tu cámara. Hacerlo te liberará para disfrutar de toda tu experiencia fotográfica y podrás entonces experimentar la fotografía como una terapia.

Expresar tu creatividad con una cámara que entiendes y amas es muy terapéutico. Sacar tiempo de tu ajetreado día, aunque solo sea durante 10 o 15 minutos, para hacer unas cuantas fotografías puede ser agradable y relajante. Darse el gusto de realizar sesiones fotográficas más largas los fines de semana o durante las vacaciones puede ser terriblemente terapéutico.

Limitar la atención de tus pensamientos a los procesos creativos de la fotografía, meditar sobre la fotografía, aporta una dimensión totalmente distinta a la experiencia. Ser consciente y buscar intencionadamente oportunidades en las que puedas utilizar tu cámara de forma creativa puede ayudarte a relajarte de forma diferente a otras actividades que puedas disfrutar.