El pan, en todas sus formas, es uno de los alimentos más antiguos y expandidos alrededor de todo el mundo. El oficio de panadero es una profesión que requiere una dosis de vocación y, para dominar el arte de las harinas, debes comenzar por unos cimientos sólidos a base de formación y práctica.

En la actualidad, la profesión de panadero ha ido recuperando su prestigio gracias a la tendencia hacia la artesanía en el gremio de la panadería. Cada vez son más los consumidores que valoran los productos artesanales, hechos a mano y con materias primas de la mejor calidad. Esto ha hecho renacer la profesión de panadero que había perdido el interés de los jóvenes debido a sus duros horarios y por la inclinación hacia otras especialidades del gremio.

Requisitos. ¿Qué debe tener un buen panadero?

Cualquier maestro panadero coincidiría en que para convertirse en un buen panadero son necesarias tres cosas fundamentales: tener muchas ganas de aprender, una formación de calidad y dedicarle muchas horas de práctica.

Trabajar las masas es un arte que se domina en todas partes del mundo, en todas las culturas y en la que encontramos todo tipo de recetas y especialidades. Por ello, un buen panadero ha de ser una persona creativa, con habilidad en las manos y estar en buena forma física, ya que, al ser un trabajo bastante físico, requiere pasar mucho tiempo de pie.

La industrialización de procesos y los avances en la producción han creado una nueva tendencia dentro de la panadería, la panadería industrial. En esta rama de la elaboración del pan, también se requiere la mano de un profesional en aquellos procesos que las máquinas no pueden hacer por sí solas.

Pan artesano, moderno o precocido, necesitan de un profesional cualificado que domine todos los procesos para ser capaz de elaborar productos siguiendo unas normas y protocolos de seguridad, y así obtener una calidad óptima que garantiza que es seguro para el consumo humano.

 

?¿Quieres convertirte en Panadero Profesional?

 

¿Qué hace un panadero?

Un panadero realiza diferentes acciones en función de su rango, su experiencia y sus conocimientos. Sus funciones van desde el aprovisionamiento de materias primas, la limpieza y preparación de los utensilios y máquinas que utiliza, la elaboración de las masas, la fermentación, el horneado y la presentación del producto final.

Además de panes, los panaderos crean todo tipo de elaboraciones panaderas como son bollería, empanadas, tortas y todos los derivados de las masas dulces y saladas.

En algunos casos, como son las pequeñas panaderías artesanas, es el propio panadero quien se encarga también de la venta al público. Es aquí donde tener don de gentes y unas nociones comerciales le dará al profesional mayor éxito con sus clientes.

panadero

Tipos de panadería

En el gremio del pan existen dos ramas claramente diferenciadas por sus procesos y el producto final: la panadería industrial y la panadería artesanal. A pesar de que ambos tipos de panadería requieren de panaderos cualificados, la libertad y las funciones que tendrán en cada forma de producir son muy diferentes.

La panadería industrial ha revolucionado la producción panadera y se centra en la producción en masa, es decir, los panaderos deben dominar el manejo de los procesos automatizados, la maquinaria y la elaboración de grandes cantidades de producto. Este tipo de panadería la encontramos en elaboración de panes congelados, pan prehorneado y la bollería industrial.

La panadería artesanal es aquella que utiliza procesos tradicionales, manuales y donde el panadero puede utilizar más improvisación y creatividad a la hora de preparar las masas, darles forma, realizar el proceso de fermentación y horneado. Los panaderos artesanos tienen su nicho de mercado y encontramos este tipo de elaboración artesanal en pequeños y medianos negocios.

panes

Dentro de la panadería, los profesionales deben de seguir unas normas de higiene y seguridad para garantizar tanto su protección como la de los consumidores.

¿Qué estudiar para ser panadero?

Contar con un buen maestro o una formación de calidad es fundamental para convertirte en un panadero profesional, ya sea a nivel panadería artesanal o industrial.

Hacer un curso de panadería te ayudará a adquirir todos los conocimientos sobre la elaboración de todo tipo de masas, la elección de las mejores materias primas, control de aprovisionamientos, consumos, etc. Las ventajas de formarse de la mano de un centro de formación son enormes para aprender de profesionales especializados y con experiencia en el sector, contar con documentación actualizada y realizar prácticas en empresas del sector. Las posibilidades de inserción inmediata en el mercado laboral son mucho mayores que cuando aprendemos de forma autodidacta.

Salidas profesionales de un panadero

En el mercado laboral, el perfil de panadero profesional sigue siendo uno de los más demandados. Hacer un curso de panadero te permitirá convertirte en un profesional cualificado en uno de los sectores con menor paro de España. Además, un profesional de panadería tiene un perfil muy versátil que tiene muchas salidas laborales en el sector de la panadería, la industria alimentaria, la hostelería, la restauración, la artesanía.

Podrás trabajar por cuenta ajena o darle vida a tu propio proyecto abriendo un negocio propio.

Prácticas de panadería

Un piloto necesita horas de vuelo y un panadero necesita horas de trabajo, con las que ganará experiencia, aprenderá a entender las masas, los procesos y conseguirá hacer mejores productos y creaciones propias. Por ello, además de una buena formación y mucha motivación para aprender la profesión, para ser un buen panadero deberás practicar, practicar y practicar. «A base de masa aprende un panadero.»