Cursos de panadería y pastelería

Cursos profesionales de panadería y pastelería

¡Con las manos en la masa! La profesión de panadero o pastelero ha desarrollado desde hace cientos de años el arte de hacer pan y pasteles de lo más elaborados. Hacer un buen pan artesano o los pasteles más sofisticados requiere de habilidades y conocimientos que se pueden adquirir con una buena formación.

Echa un vistazo a nuestra selección de cursos de panadería y pastelería, ¡elige el tuyo e infórmate sin compromiso! Ha llegado la hora de aprender lo que realmente te gusta y hacer de la panadería y la pastelería tu profesión.

Conviértete en un profesional especializado en la elaboración de todo tipo de masas para diversos productos culinarios. 
Da un paso adelante en tu formación con este curso superior con título de la Escuela de Hostelería de Sevilla
Completo curso online para que domines todas las técnicas de pastelería y repostería
Descubre las técnicas más modernas y conviértete en un experto en pastelería profesional

Fórmate como panadero - pastelero

Conviértete en un profesional de este sector y elige la formación adecuada para ti, explorando nuestra propuesta formativa gracias a la que podrás trabajar en empresas de restauración, de hostelería o abriendo tu propio obrador. Puedes completar tu formación con cursos de repostería o con cursos de cocina si así lo deseas, para convertirte en todo un profesional del sector gastronómico.

Aprenderás técnicas novedosas y desarrollarás habilidades para estar preparado para las oportunidades profesionales y avanzar en tu carrera. Selecciona el curso que realmente se adapte a lo que buscas y fórmate para crecer en un sector en alza. En Maestralia encontrarás cursos de panadería y pastelería de todos los niveles, desde básicos hasta los más avanzados para que elijas el que más se adapta a tus necesidades. Completa tu formación con los cursos de cocina disponibles en Maestralia. Te podrían interesar también los cursos de repostería creativa.

¿A quién van dirigidos estos cursos?

Los cursos de panadería y pastelería de Maestralia van dirigidos a aquellos que buscan una formación de calidad en el sector. Si estás interesado en formarte en una profesión que requiere de creatividad, rigurosidad, higiene y habilidades con las manos, hacer un curso de panadero o pastelero puede ser una gran manera de enfocar tu carrera profesional.

¿Qué vas a aprender en los cursos de panadería y pastelería?

Nuestra oferta formativa combina clases teóricas en distintas modalidades (online, a distancia, semipresencial...) y prácticas profesionales para poner a prueba los conocimientos teóricos. Podrás formarte en ramas de todo tipo: técnicas básicas, repostería, pastelería profesional, panadería y bollería... Consulta entre estos cursos cuáles cuentan con certificado de profesionalidad por si estás interesado en contar con él.

Aprenderás técnicas novedosas y vas a desarrollar habilidades para estar preparado para las oportunidades profesionales y avanzar en tu carrera. Selecciona el curso que realmente se adapte a lo que buscas y fórmate para crecer en un sector en alza. En Maestralia encuentras cursos de cocina de todos los niveles, desde básicos hasta los más avanzados para que elijas el que más se adapta a tus necesidades.

Salidas profesionales

Podrás trabajar como panadero o pastelero en empresas del sector, hoteles, restaurantes, panaderías, etc. Y también tendrás la posibilidad de abrir tu propio establecimiento y trabajar por cuenta propia.

Tanto si quieres trabajar en una empresa como emprender tu propio negocio, la profesión de panadero o pastelero es un arte que, con formación y experiencia te hará evolucionar como profesional.

Temario

Con este curso vas a poder manejar los procesos básicos en la panadería y pastelería. Podrás aprovechar las materias primas y los instrumentos de elaboración.

Conocerás todos los elementos de esta profesión para aprender todas las técnicas, desde las más esenciales hasta las más complejas.

Una vez terminado el curso obtendrás unos amplios de pastelería, panadería, dulces, bollería, chocolate e incluso pastelería de vanguardia.

Los cursos están estructurados en varios módulos:

  • Historia de la panadería y pastelería.
  • Utilización de materias primas.
  • Medidas de higiene y seguridad en un obrador.
  • Decorar los productos de bollería y pastelería.
  • Envasar y presentar los productos.
  • Preparar productos de panadería y pastelería.
  • Presentar y preparar helados.
  • Elaboración de diferentes cremas y rellenos tanto para dulces como salados.
  • Conservación de los productos.
  • Aprender las diferentes fases del proceso de panificación
  • Técnicas y utilización del chocolate.

¿Qué se necesita para estudiar panadería?

La mayoría de cursos de panadería y pastelería no tienen unos requisitos previos para poder comenzar tu formación. Sin embargo, como toda profesión, requiere de una dosis vocacional. Será un punto a tu favor para estudiar panadería y pastelería que tengas curiosidad, predisposición y si alguna vez has intentado realizar recetas pasteleras y panaderas por tu cuenta.

Se podría decir que los estudiantes se dividen en dos grupos:

La "gente de pastelería" disfruta con los detalles. Siguen una receta al pie de la letra y saben que tienen que atenerse estrictamente a las leyes de la ciencia de la pastelería para que su creación salga bien. A menudo consideran que su enfoque de la cocina es más científico.

La "gente culinaria" puede ser más adaptable y arreglar las cosas en el momento. Deben probar sobre la marcha y sazonar o adaptar. Eso no funciona en la panadería y la pastelería. Los cambios de última hora pueden suponer un desastre. Las artes culinarias se consideran a veces más arte que ciencia, ya que hay más margen de maniobra para completar una receta.

Los mejores panaderos y pasteleros saben que la precisión y la atención a los detalles son vitales. Hay que seguir todos los pasos de una receta, incluso si se trata de un método diferente al que te enseñaron en la escuela de cocina. Puede que tu jefe te pida que utilices una técnica específica para conseguir un resultado especial. Siempre hay una razón. Y tienes que ser constante si vas a hacer varias docenas de croissants o pasteles.

La panadería y la pastelería también son una gran carrera para las personas que quieren especializarse. Puedes ser responsable de una gran variedad de estilos y métodos de cocina. En panadería y pastelería, la especialización es habitual. Puede que únicamente hagas panes artesanos sin gluten. O puedes crear complejas creaciones de chocolate. Otros optan por hacer solamente tartas de boda. Hay oportunidades para todas estas especialidades en panadería y pastelería.

¿Qué hace un panadero profesional?

Un panadero profesional está especializado en la elaboración de panes de todo tipo, sabe manejar las masas, conoce las harinas, sabe trabajar con todas la maquinaria del obrador de panadería y utilizar las herramientas de panadero. Además de elaborar productos panaderos, un panadero prepara y hornea pasteles, tortas y otros productos panaderos.

En función del tipo de empresa en la que trabaja puede ser un panadero artesanal donde cada pieza y producto son únicos o en una panadería industrial donde maneja maquinaria para una producción a gran escala.

¿Qué curso de panadería elegir?

La elección de un curso de panadería dependerá de tus objetivos. Si ya te dedicas a la panadería puedes elegir realizar un curso de panadería artística, chocolatería, perfeccionar tus conocimientos en pastelería, bollería y repostería.

Las técnicas para trabajar las masas y elaborar nuevos productos están siempre evolucionando por lo que la formación continua es clave en profesiones de este tipo. Así nos aseguraremos de tener un perfil profesional atractivo y muy competitivo en el sector.

¿Cuánto gana un panadero o pastelero?

Dependerá totalmente del tipo de empresa para el que trabajes, así como de tu experiencia.

Existen panaderos y pasteleros de prestigio que se han hecho un nombre y tienen su propio negocio o que cobran sus servicios por hora.

 

¿Qué salidas profesionales ofrece un curso de panadería profesional?

Las salidas profesionales y laborales de la panadería profesional son enormes. Podrás trabajar como panadero o pastelero por cuenta ajena en una empresa de panadería, en una confitería, en una fábrica de panadería industrial, en un restaurante, en una cadena hotelera, etc. 

Si quieres vivir tu propia experiencia emprendedora podrás montar tu negocio o trabajar como autónomo haciendo horas en diferentes empresas.

¿Estudiar panadería y pastelería es una buena opción?

La panadería y la pastelería no solo son una gran carrera, sino que es una industria sorprendentemente versátil con oportunidades en muchos trabajos.

Un error común es que si vas a la escuela de pastelería, realmente solo puedes trabajar en una panadería. Las panaderías son únicamente una opción de muchas otras. Los restaurantes, los hoteles, los cruceros, las chocolaterías... hay un montón de lugares especializados.

Algunos panaderos se dedican exclusivamente al pan, mientras que otros prefieren hacer pasteles o tartas. Algunos se dedican a la pastelería y otros postres, como el chocolate, los pasteles o las masas laminadas para croissants y hojaldres. También hay tiendas especializadas, como las de donuts y las pastelerías, donde un pastelero puede centrarse en sus elaboraciones preferidas.

Y, por supuesto, los restaurantes y hoteles necesitan pasteleros y cocineros para diseñar y elaborar postres emplatados, y panaderos para los panes y los dulces horneados.

¿Es importante la formación para la carrera de panadero y pastelero?

Algunos piensan que la pastelería es solo seguir una receta. Pero una receta es una fórmula. Si ajustas o eliminas algo, tienes que sustituir el papel de ese ingrediente en la fórmula. Y eso significa que hay que entender la función del ingrediente.

Los cursos de panadería y pastelería puede enseñarte estas funciones y roles.

Los huevos, la harina, los tipos de proteína de cada harina, etc. Cada uno de ellos tiene su propia función, y si se omite o se cambia la cantidad es por cuenta y riesgo. Este tipo de formación básica no suele estar disponible en una panadería o un restaurante.

Además, la educación puede abrirte los ojos sobre lo que vas a hacer después de la escuela. Uno llega a la industria diciendo que quiere hacer pasteles, por ejemplo. Pero en un curso puedes encontrar un área que te guste aún más. Hay muchas cosas que se pueden hacer y a las que quizá no hayas estado expuesto.

6 habilidades que todo panadero tiene que tener

Hay algunos ingredientes comunes que comparten todos los mejores pasteleros... y son sencillos de adoptar. Si quieres saber cómo convertirte en panadero, puedes inscribirte en uno de nuestros cursos de panadería y repostería. Tendrás la oportunidad de aprender las habilidades de pastelería necesarias para convertirte en un gran panadero. Aunque una buena educación es el primer ingrediente vital, hay ocho herramientas que te ayudarán a llevar tus habilidades de repostería a lo más alto.

1. Organización

Los panaderos con más éxito del sector saben que el proceso de horneado requiere una cuidadosa sincronización, por lo que es vital tener tu estación de horneado preparada con todo lo que vas a necesitar, incluyendo todas las herramientas y los ingredientes medidos previamente a mano. 

Si tienes que hacer una pausa en el proceso de horneado mientras preparas un poco de chocolate o esperas a que la mantequilla esté a temperatura ambiente, probablemente estés cambiando ligeramente la receta porque el orden y el tiempo son muy importantes.

La repostería tiene una gran parte de ciencia; en general, es más precisa que la cocina en ese sentido. El orden de los ingredientes importa, así que la atención a los detalles y la organización marcarán una gran diferencia.

2. Comunicación

Al igual que otros cocineros en la cocina, los panaderos suelen trabajar en un entorno de ritmo rápido con otros profesionales culinarios a su lado. Tener una forma de comunicación clara para poder seguir el ritmo de la tarea es extremadamente importante. Esto puede significar conseguir rápidamente otra taza de harina mientras te ciñes a tu tarea, o pedir a un compañero que te deje espacio para extender la masa y así poder seguir el proceso sin problemas.

3. Atención al detalle

Como hemos mencionado, la panadería es una ciencia que se basa en medidas y condiciones de temperatura precisas. Todos los ingredientes deben pesarse y medirse con exactitud. Unos gramos de más o un horno que esté 25 grados más caliente de lo que dicta la receta y tu horneado se resentirá. Los mejores panaderos del mundo tienen un gran ojo para los detalles mientras crean un arte pastelero consistente.

4. Trabajar bajo presión

Los panaderos, como todos los chefs y cocineros, deben mantener la calma y la tranquilidad bajo presión. Si te permites distraerte o ponerte nervioso por el ambiente general de una cocina ajetreada, corres el riesgo de cometer un error en tus mediciones. Eso tendrá consecuencias negativas para ti y, potencialmente, para toda la producción, dependiendo de lo que estés preparando.

Mantener la cabeza despejada también te ayuda a prepararte para la semana siguiente. La planificación es un aspecto importante de la buena gestión de la cocina, independientemente del papel que desempeñes.

5. Curiosidad y creatividad

La repostería es una interesante combinación de ciencia y arte. Los mejores panaderos del mundo crean constantemente nuevos pasteles que agradan al público, así como los favoritos de siempre.

Es probable que no se te ocurra la próxima gran sensación de la repostería por capricho... a medida que perfeccionas tus habilidades de repostería, será necesario planificar, probar y equivocarse, y tomar notas detalladas para perfeccionar una nueva creación. Los buenos pasteleros se ciñen a los clásicos. Los grandes pasteleros son curiosos y experimentan con diferentes combinaciones, y aceptan los experimentos fallidos como una experiencia de aprendizaje.

6. Paciencia y dedicación

No podemos insistir lo suficiente en esto: la repostería es un proceso bien planificado y cada paso es importante. 

La masa madre tarda medio día en subir bien, así que si te impacientas y reduces el tiempo a la mitad, acabarás con un ladrillo de masa madre. Y un merengue de ensueño en forma de nube sobre un pastel o una galleta añade un toque hermoso y aireado, pero batir esas claras de huevo requerirá paciencia... y músculo... si no utilizas batidoras eléctricas.