La maquetación y el diseño de una web es lo que la arquitectura a un edificio: es necesario contar con un experto que sepa estructurar y elegir los elementos adecuados a la hora de “construir” un proyecto de este tipo.

Por eso si estás planteándote dedicarte a la maquetación web, hoy te contamos todo lo que debes saber al respecto, como las competencias necesarias para desarrollar esta profesión, las posibles salidas laborales y el rango salarial al que podrás optar.

¿Por qué aprender maquetación web?

La digitalización actual y más en concreto el auge que han experimentado las compras online en los últimos años han hecho que las empresas que todavía no se habían lanzado a este mundo digital se decidieran por fin.

Este sector digital está viviendo un crecimiento constante ante la necesidad de particulares y negocios de tener su espacio online, y por eso el disponer de una página web que otorgue esta visibilidad es tan importante: es aquí donde surge la figura del maquetador web, la persona encargada de crear, diseñar, y estructurar una web que logre captar la atención de los usuarios y retenerlos, ofreciéndoles no solo la información que buscan sino también un diseño atractivo y, en definitiva, una experiencia única.

La profesión del maquetador web cuenta con gran demanda, por lo que tanto si quieres adentrarte en el ámbito digital como si buscas una nueva oportunidad dándole un giro a tu carrera, aquí encontrarás una salida laboral donde poder dar rienda suelta a tu creatividad.

Y lo que es mejor: podrás dedicarte a ello como freelance, trabajando cómodamente desde casa o desde cualquier parte del mundo.

¿Qué competencias son necesarias en la maquetación web?

La maquetación y el diseño web abarcan una amplia variedad de conocimientos y capacidades que son indispensables para desarrollar correctamente las funciones propias de esta profesión. Aunque existen cursos que abarcan estas y más competencias y que te ayudarán a formarte en esta profesión, las más importantes son las que te explicamos a continuación:

Lenguajes de programación

Algo fundamental es el conocimiento de los principales lenguajes de programación (o, más concretamente, lenguajes de maquetación), como lo son el HTML o el CSS, usados en el diseño y maquetación de páginas web.

Javascript es otro lenguaje del que deberías estar al tanto, ya que está muy presente en el diseño de webs por su sencillez y las funcionalidades que permite.

Gestores de contenido

WordPress, Prestashop, Magento… Estos son los principales gestores de contenido o CMS (Content Management System) que debes conocer si vas a dedicarte a la maquetación web. Te permitirán crear y gestionar páginas sin necesidad de usar lenguajes de programación.

Estas herramientas son muy útiles a la hora de crear blogs, tiendas online o foros, entre muchas otras opciones, puesto que te facilitarán mucho el trabajo, ahorrándote tiempo (y, por tanto, dinero).

Herramientas de diseño y edición

En el diseño de una página web la capacidad creativa del maquetador es fundamental y tan importante como la estructura de la web en sí. Pero para poder desplegar toda la creatividad es necesario dominar las principales herramientas de diseño vectorial y de edición de imagen.

Illustrator, Photoshop o Dreamweaver son algunas de estas herramientas más usadas y con las que desarrollarás tus funciones como maquetador web. Si quieres realizar tu trabajo de forma profesional y eficiente debes conocerlas.

Inglés

Un conocimiento alto de inglés también es importante, puesto que en el mundo del desarrollo, del marketing y del diseño este sigue siendo el idioma principal.

Existen muchos términos y tecnicismos en este idioma que tendrás que conocer para poder desarrollar tu trabajo sin dificultades, por lo que si no es tu fuerte y quieres dedicarte a la maquetación web, quizás sea el momento de dar el paso y aprender esta lengua.

¿Qué salidas profesionales tiene la maquetación web?

Como maquetador web puedes encontrar una salida laboral en prácticamente cualquier sector, debido a la necesidad actual de las empresas de tener visibilidad digital y estar presente en los buscadores online. No solo para crear páginas web de cero, sino para actualizar las ya existentes, aplicando las últimas tendencias en diseño, o mejorando la adaptabilidad de las mismas a los distintos dispositivos móviles y tablets del mercado.

Por eso es frecuente que este tipo de profesionales opten por convertirse en trabajadores autónomos o freelance, ofreciendo sus conocimientos a las empresas que prefieren externalizar este tipo de servicios (la gran mayoría). Por esta vía puedes conseguir retribuciones más altas que siendo contratado por la propia empresa y formar parte de su plantilla.

¿Cuál es el rango salarial de un maquetador web?

El salario de un maquetador web siempre dependerá de diversos factores, como pueden ser la experiencia previa del profesional, el puesto de responsabilidad que desempeñe, o sus conocimientos relacionados con las funciones a desarrollar.

Por eso es muy importante mantenerse al día en cuanto a competencias y conocimientos, ya que, especialmente en el mundo digital, aparecen herramientas y lenguajes de programación nuevos sobre los que debemos estar al tanto.

No obstante, en lo que a la profesión de maquetador web se refiere, podemos establecer un rango salarial que se sitúa entre los 19.000 y los 40.000 euros anuales. Este rango resulta muy competitivo, lo que convierte esta profesión en una opción a tener en cuenta si queremos dar un giro a nuestra carrera y mejorar nuestras condiciones laborales.

Si es tu caso y estás valorando esta opción, infórmate de los cursos que tenemos a tu disposición y empieza a formarte en una profesión en constante demanda de profesionales.