El auxiliar de enfermería es un profesional muy importante en el sector sanitario. En primera línea de contacto con los pacientes, esta profesión requiere de una dosis vocacional y de empatía importantes, además de unos conocimientos esenciales que se aprenden con una formación específica y de calidad.

¿Qué hace un auxiliar de enfermería?

Los auxiliares de enfermería realizan tareas rutinarias trabajando en colaboración y bajo la supervisión los enfermeros en la atención básica de los pacientes.

En su día a día trabajan en centros sanitarios, residenciales médicos, geriátricos, hospitales o incluso a domicilio. Realizan tareas de higiene y asistencia a los pacientes, hacer las camas y ordenar los materiales. Además, se encargan de dar apoyo a las enfermeras en tareas como tomar las constantes, registrar el pulso, temperatura y peso de los pacientes.

La asistencia directa a los pacientes es la responsabilidad de un auxiliar de enfermería. Observan los cambios en su salud, avisando al médico cuando sea necesario y se encargan de que estén lo más cómodos posible. Asean, visten y mueven a los pacientes que no pueden moverse de la cama para poderles proporcionar una calidad de vida dentro de su situación. A algunos incluso les cambian de posición para evitar la aparición de úlceras o les dan de comer y beber.

Un auxiliar de enfermería trabaja también en colaboración  con el personal de limpieza en los centros sanitarios para asegurar las medidas de higiene en las habitaciones y enviando la ropa de las camas y uniformes a la lavandería.

curso semipresencial basico

En general, los auxiliares pueden realizar las tareas clínicas más simples como la recogida de muestras para análisis clínicos o cambiar vendajes. El rol de estos profesionales es fundamental para el correcto funcionamiento de los establecimientos sanitarios y para que los pacientes se sientan lo más arropados posibles.

auxiliar enfermeria

Requisitos para ser auxiliar de enfermería

Como hemos comentado, para convertirte en auxiliar de enfermería jugará a tu favor tener vocación por ayudar a las personas y contar con las siguientes habilidades o competencias:

  • Amabilidad y delicadeza en el trato con los pacientes. Con estas habilidades podrás proporcionar una atención muy agradable y de calidad a las personas.
  • Paciencia, voluntad y habilidades de comunicación pues estarás en contacto directo con los enfermos o pacientes.
  • Trabajo en equipo para poder realizar las tareas en colaboración con tus compañeros de planta, equipo y con otros perfiles profesionales como médicos, enfermeras y personal de limpieza.

Por último, necesitarás estar en posesión de la titulación de Formación Profesional de Auxiliar de Enfermería.

¿Qué hay que estudiar para trabajar como auxiliar de enfermería?

Para convertirte en un profesional sanitario especializado en el cuidado del paciente, es decir, auxiliar de enfermería, deberás realizar un curso de auxiliar de enfermería, una formación de grado medio o formación profesional especializada en técnico auxiliar de enfermería.

Una vez termines tus estudios con éxito y obtengas tu título de FP podrás trabajar en la área sanitaria de enfermería en hospitales, centros geriátricos, ONGs, centros sanitarios, residencias, psiquiátricos, ambulancias, etc.

Como profesional sanitario, la formación continua será tu mayor aliada pues te permitirá escalar posiciones tanto en el sector público como privado y actualizar tus conocimientos según los avances que se van realizando en materia sanitaria. Hacer cursos especializados en el sector de la sanidad y la salud te proporcionará todo el know-how que te abrirá nuevas oportunidades en tu carrera profesional.